Wave

comunicado de prensa

Cómo entender la depresión durante la pandemia COVID-19 y lo que puede hacer

3 de diciembre de 2020 (Washington, DC)—¿Se siente triste y agotado? ¿No tiene ganas de levantarse de la cama? No está solo. El COVID-19 está haciendo la vida diferente si no es que difícil para todos nosotros. La verdad es que somos criaturas de hábitos, no importa cuán espontáneos seamos o cuán desorganizados parezcamos.
La mayoría de las personas necesitaban las rutinas, horarios y planes que enmarcaron su vida. Luego vino el COVID-19. Lo que pensamos que podíamos soportar por un corto tiempo terminó siendo por un tiempo más largo que no sólo ha alterado los patrones de nuestras vidas, sino que a menudo ha tenido un impacto financiero importante en nosotros. Como resultado, hay más personas que se sienten abrumadas y ansiosas.

Cada nuevo titular sólo parece amplificar la incertidumbre experimentada y aumentar los sentimientos de tristeza. Se ha escrito mucho sobre la depresión y el COVID-19. Pero el hecho es que sentir algo de tristeza es una respuesta que indica bienestar mental.

Dadas todas las conmociones personales, es razonable despertarse en una mañana ocasional y sentirse triste. El momento de preocupación es cuando llega un punto en el que la tristeza parece ser más penetrante. Es cuando tenemos que hacer una pausa y considerar lo que estamos experimentando para tratar de entender mejor nuestros sentimientos.

Reconocer nuestros sentimientos es difícil, ya que el mensaje cultural es que los sentimientos no son hechos. Nos dicen: "No es nada, sólo está en tu cabeza". Olvidamos que estar en tu cabeza es real. Si está en su cabeza, necesita abordar esos sentimientos porque son pistas importantes que necesitas entender.

Los sentimientos son esa parte de nuestro cerebro respondiendo a lo que nos rodea. En nuestra objetiva sociedad los sentimientos a menudo se dejan de lado porque son muy subjetivos. Sin embargo, es esa misma subjetividad lo que los hace valiosos. Los sentimientos son comentarios proporcionados por nuestro medio ambiente, nuestro cerebro y nuestras experiencias. La tendencia, sin embargo, es ignorar los sentimientos, especialmente los sentimientos negativos.

El desafío es reconocer cuándo lo que se está experimentando no es la tristeza que es parte de la vida, sino más bien un peso opresivo que parece estar arrastrándole cada vez más. ¿Qué hace si la tristeza dura más de unos pocos días? ¿Qué pasa si los sentimientos de tristeza son tan palpables que se vuelven incapacitantes y no desaparecen?

Piensa en cómo cuida su salud física. Si tuviera fiebre que durara unos días, tomaría algunos medicamentos de venta libre para que desaparezca. Si la fiebre durara unos días más, consultaría con sus fuentes de salud. Si durara más de una semana, vería a un proveedor de atención médica. Sabemos que si alguien tiene prediabetes hay medidas que pueden tomar para prevenir la diabetes. Aplaudimos cuando las personas toman medidas para prevenir la diabetes. Cuando se trata de salud mental, el camino para obtener un diagnóstico o participar activamente en el tratamiento tiene muchos más obstáculos.

Mientras que ver a un profesional de la salud es aceptable; ver a un profesional de salud mental todavía está cubierto de mucho estigma. Puede haber celebridades que ahora discuten su experiencia con el reconocimiento de sus necesidades de salud mental, pero para demasiadas, buscar ayuda para los problemas de salud mental es visto como un signo de debilidad o fracaso personal. Tenemos que cambiar esa mentalidad, porque una intervención temprana sí hace la diferencia.
No hay diagnóstico de predepresión; sin embargo, hay pasos que sabemos que las personas pueden tomar para prevenir o mejorar sus sentimientos de tristeza que se precipitan hacia una depresión. Una vez que una persona es diagnosticada con depresión hay una variedad de intervenciones y opciones de tratamiento a considerar. El trabajo consiste en encontrar la combinación de intervenciones que mejor funcione para la persona.

Cuando se sienta triste durante un largo período de tiempo recuerde que hay pasos y tratamientos para mejorar su vida. El sufrimiento no debe ser una forma de vida para usted ni para nadie.

Si usted o alguien que conoce está sintiendo algo más que tristeza asociada con la pandemia que estamos viviendo, hay ayuda disponible. Puede enviar un mensaje de texto HELLO al 741741 para hablar con un consejero de crisis que pueda proporcionar apoyo e información.

Jane L. Delgado, PhD, MS, es la autora de “La Guía de Buena Salud — Para entender la depresión y disfrutar la vida”, Buena Salud Press, 2020 y presidenta y CEO de la Alianza Nacional para la Salud Hispana. Publicado el 03 de diciembre de 2020

Cómo entender la depresión durante la pandemia COVID-19 y lo que puede hacer