Acceso a una atención médica económica y de calidad es la prioridad de líderes comunitarios hispanos